Intervención en Crisis

Intervención en Crisis


Cuándo las cosas se ponen difíciles

Lo ideal es no esperar a que los problemas se desborden, pero si ese es el caso también hay soluciones. Los problemas aparecen cuando la familia intenta impedir las crisis, en lugar de definirla y adaptarse; o cuando intentan que sean detenidas o que se produzcan en forma prematura. Algunos ejemplos son: jubilación, matrimonio de uno de los hijos, entrada en la pubertad, vejez.

Las crisis externas son sucesos inesperados. Son las más simples. El gran peligro aparece cuando se buscan culpables y se comienza a pensar en lo que se podría haber hecho para evitar la crisis en lugar de tratar de adaptarse a la situación. Algunos ejemplos son: pérdida repentina del empleo, muerte imprevista de un familiar, un accidente.

También existen crisis creadas por miembros de la familia violentos, alcohólicos, con tendencias suicidas, etc.

Situaciones complejas se pueden presentar en familias con miembros desvalidos o dependientes. Este miembro mantiene a toda la familia aferrada con sus reclamos de cuidado y atención. La crisis más graves se presentan cuando se requiere una ayuda tan especializada que no se puede sustituir la labor en caso de ser necesario. Por ejemplo si no viene la enfermera alguien debería ausentarse de su trabajo (la tensión es generalmente externa).

Escríbanos, le respondemos SIN COSTO

Siempre hay una solución, escríbanos y con gusto responderemos sus inquietudes.